Tabaquismo y enfermedades respiratorias

Datos importantes

Datos según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés):

  • Las enfermedades causadas por el tabaquismo matan a más de 480,000 personas por año en EE. UU

  • y a 6 millones de personas por año alrededor del mundo.

  • El tabaquismo provoca casi el 90 % de las muertes por cáncer de pulmón, 

  • así como casi el 90 % de las muertes por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

  • Cada año, a pesar de todas las advertencias, muchas personas continúan fumando o comienzan a fumar.

  • Cerca del 8 % de los estudiantes de secundaria admiten haber fumado cigarrillos en los últimos 30 días.

Riesgos relacionados con el tabaquismo

Los riesgos de enfermedades pulmonares a causa del tabaquismo incluyen los siguientes:

  • Bronquitis crónica. Es un tipo de EPOC. Es una inflamación crónica de las vías respiratorias grandes (bronquios). Produce falta de aire y tos con mucosidad durante semanas o meses.

  • Enfisema. También es un tipo de EPOC. Afecta los sacos pulmonares (alvéolos) en los pulmones. Produce falta de aire, tos y cansancio extremo (fatiga). También puede causar problemas cardíacos y para dormir, pérdida de peso y depresión.

  • Cáncer de pulmón. Es un crecimiento anormal de las células. Puede causar el crecimiento de bultos, masas y tumores en los pulmones. Puede comenzar en la mucosa de los bronquios o en otras partes de los pulmones. El tabaquismo es la causa principal de cáncer de pulmón. Incluye el tabaquismo pasivo. En general, el cáncer de pulmón no presenta síntomas hasta las etapas avanzadas. Los síntomas pueden incluir tos, dolor en el pecho, falta de aire e infecciones pulmonares recurrentes.

  • Otros tipos de cáncer. El tabaquismo aumenta el riesgo de cáncer de nariz, senos paranasales, laringe y garganta. También aumenta el riesgo de muchos otros tipos de cáncer, como cáncer de los sistemas gastrointestinal, urinario y reproductor femenino.

Consulte con su proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de los síntomas de enfermedad pulmonar.

Peligros del tabaquismo pasivo

El tabaquismo pasivo es causado por el humo que exhalan los fumadores. También es el humo de un cigarrillo o cigarro prendido o una pipa. El tabaquismo pasivo causa más de 7,000 muertes por cáncer de pulmón al año de personas que no fuman y provoca un total de 41,000 muertes más por año. También puede causar afecciones pulmonares y enfermedades cardíacas. Los síntomas relacionados con el tabaquismo pasivo pueden incluir los siguientes:

  • irritación de los ojos, la nariz y la garganta;

  • tos;

  • exceso de mucosidad en las vías respiratorias;

  • molestias o dolor en el pecho.

Los niños y los bebés expuestos al humo del tabaco son más propensos a tener infecciones de oído y asma. También corren un riesgo mayor de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Riesgos de cáncer por fumar cigarro

Muchos fumadores de cigarros no inhalan el humo. Pero el riesgo de cáncer de boca, garganta y esófago es el mismo que para los fumadores de cigarrillo.

Algunos fumadores de cigarro sí inhalan el humo, por lo que son más propensos a tener cáncer de boca, esófago o laringe que las personas que no fuman. 

El humo de los cigarros emite carcinógenos. Son sustancias químicas que producen cáncer. El humo de cigarro tiene más de estas sustancias químicas que el humo de cigarrillo.

Beneficios de dejar de fumar

Las personas que dejan de fumar pueden revertir algunos de los daños en los pulmones. Otros beneficios pueden incluir los siguientes:

  • menor riesgo de enfermedad pulmonar;

  • menor riesgo de enfermedad cardíaca;

  • menor riesgo de cáncer;

  • no más manchas de cigarrillo en los dedos o los dientes;

  • menos tos;

  • no más olor a humo en la ropa o el cabello;

  • mejora de los sentidos del olfato y del gusto;

  • ahorro de dinero.

¿Cómo puedo dejar de fumar? 

Dejar de fumar puede ser muy difícil. Los siguientes consejos pueden ser útiles para dejar de fumar:

  • Piense por qué quiere dejar de fumar. Haga una lista de las razones.

  • Fije una fecha para dejar de fumar.

  • Intente elegir un momento en el que esté lo menos estresado posible. 

  • Pida apoyo y ánimos a su familia, amigos y compañeros de trabajo.

  • Empiece a aumentar la actividad física para mejorar su salud, si aún no hace ejercicio.

  • Intente dormir bien durante la noche y tenga una alimentación saludable. Junto con la actividad física, los hábitos saludables de sueño y alimentación lo ayudarán a sobrellevar el hecho de dejar de fumar.

  • Inscríbase en un programa para dejar de fumar o en un grupo de apoyo. Hay programas de este tipo en la mayoría de las comunidades. También hay programas a los que puede acceder por teléfono o en línea:

    • Pruebe el sitio web Smokefree.gov.

    • Pruebe la línea telefónica estatal para dejar de fumar. Llame al 800-QUIT-NOW (800-784-8669).

Medicamentos para dejar de fumar

Hay diferentes tipos de medicamentos que pueden ayudarlo a dejar de fumar. Hable con su proveedor de atención médica para averiguar si alguno es adecuado para usted.

Los siguientes son algunos medicamentos de venta libre:

  • Parche de nicotina. Administra nicotina a través de la piel.

  • Goma de mascar con nicotina. La goma de mascar le proporciona nicotina con rapidez.

  • Pastillas de nicotina. Las pastillas son como caramelos duros.

Los siguientes son algunos medicamentos con receta:

  • Aerosol nasal con nicotina. Envía nicotina con rapidez al cuerpo.

  • Inhalador de nicotina. Usar un inhalador es similar a fumar cigarrillos.

  • Bupropión. Es un tipo de medicamento antidepresivo. Puede ayudar a disminuir el deseo de nicotina.

  • Tartrato de vareniclina. Ayuda a disminuir el malestar causado por dejar de fumar. También disminuye el placer que le provoca el tabaquismo.

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Wanda Taylor RN PhD
Última revisión: 7/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.