(217) 258-2525
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas

Cirugía de la nariz: su recuperación

Usted acaba de someterse a una cirugía nasal. Durante las primeras semanas después de la cirugía, asegúrese de seguir las indicaciones de su proveedor de atención médica. Los consejos en esta hoja lo ayudarán a acelerar su recuperación.

Consejos para la recuperación

  • No tome medicamentos que contengan aspirina o ibuprofeno.

  • Tenga cuidado de no golpearse la nariz, y no toque la férula ni el vendaje.

  • Evite doblarse o levantar objetos.

  • No haga ejercicios extenuantes. Siga las indicaciones de su proveedor de atención médica.

  • Antes de estornudar o toser, abra la boca para reducir la presión dentro de la nariz.

  • No se suene la nariz hasta que le digan que puede hacerlo.

  • Si usa lentes, evite que se apoyen en la nariz; manténgalos por encima de la nariz.

  • Proteja la nariz contra el sol.

  • Una vez que le hayan quitado los vendajes, comience a hacer enjuagues con agua salada, si se los han indicado.

  • Tome todos los medicamentos siguiendo las indicaciones del proveedor de atención médica.

  • Asegúrese de ir a todas las visitas de control con su proveedor de atención médica.

Visitas de control

Probablemente su proveedor de atención médica le programará un examen de control en una semana para ver cómo se está recuperando. Durante la visita, probablemente le quitarán los rellenos, vendajes o férulas que le hayan puesto. Es posible que sienta algo de molestia y que sangre ligeramente mientras le hacen esto.

Evaluación de los resultados

Durante las últimas visitas de control, su proveedor de atención médica evaluará la cicatrización y los resultados de su cirugía. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier problema o inquietud que tenga.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si nota alguno de estos síntomas:

  • Aumento del dolor, la hinchazón o los hematomas (moretones)

  • Fiebre o un aumento de temperatura, según lo indique el proveedor de atención médica

  • Sangrado activo

  • Secreción procedente de la nariz

  • Dolor de cabeza que no se alivia con medicamentos

  • Visión borrosa o disminuida

  • Rigidez en el cuello o mucho cansancio

Revisor médico: Ashutosh Kacker MD
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN CCRC
Revisor médico: John Hanrahan MD
Última revisión: 2/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About Us