(217) 258-2525
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas

Si un bebé se atraganta (hasta un año de edad)

A menudo, los bebés se llevan cosas a la boca. Esto incluye juguetes y alimentos o cualquier objeto que encuentren cerca, como la tapa de una lapicera o una moneda. Los objetos pequeños pueden hacer que un bebé se ahogue. Esto sucede cuando el objeto se desliza hasta entrar en la vía respiratoria del bebé (tráquea). Un bloqueo de la vía respiratoria puede ser grave y hasta mortal. El atragantamiento puede bloquear el paso del aire y cortar la llegada del oxígeno al cerebro.

Esta hoja puede ayudarlo a estar preparado para una emergencia por ahogo. También lo ayudará a tomar medidas para prevenir que un bebé se ahogue.

¿Qué cosas representan un riesgo de atragantamiento?

Cualquier objeto lo suficientemente pequeño como para entrar en las vías respiratorias de un bebé puede bloquearlas. Dichos objetos pueden incluir los siguientes:

  • trozos pequeños de comida, como nueces, uvas, frijoles, palomitas de maíz, trozos de salchichas o comida que el niño no masticó bien;

  • objetos pequeños que se encuentran en la casa, como botones, canicas, monedas, globos o cuentas de collares;

  • piezas pequeñas de juguetes;

  • leche materna o de fórmula que el niño traga con demasiada rapidez;

  • exceso de moco en la garganta.

Signos de atragantamiento

Los signos de atragantamiento pueden incluir los siguientes:

  • tos violenta;

  • sonido agudo al inspirar;

  • incapacidad de toser, respirar, llorar o producir sonidos;

  • palidez y coloración azulada en la cara.

Evaluación de la situación

Las medidas a tomar cuando un bebé se está ahogando variarán según cuál de las siguientes situaciones se presente:

  • Si un bebé tiene dificultades para respirar y no puede llorar ni producir sonidos.

  • Si un bebé deja de respirar o pierde el conocimiento, y usted está acompañado.

  • Si un bebé deja de respirar o pierde el conocimiento, y usted está solo.

A continuación, encontrará detalladas las instrucciones para cada situación.

Si un bebé tiene dificultades para respirar y no puede llorar ni producir sonidos

  1. Revise el interior de la boca del bebé para ver si hay algún objeto. Si lo ve, trate de deslizarlo cuidadosamente hacia un lado. Tenga mucho cuidado de no empujar el objeto más adentro, hacia la garganta. Si no puede ver el objeto, no introduzca el dedo en la boca del bebé. Al hacerlo, podría empujar el objeto más adentro de la garganta del niño.

  2. Pida que alguien llame al 911.

  3. Realice la maniobra descrita más abajo (ver “Cómo ayudar a un bebé que se está atragantando”).

Si un bebé deja de respirar o pierde el conocimiento, y usted está acompañado

  1. Pida que alguien llame al 911.

  2. Acueste al bebé boca arriba sobre una superficie dura y plana, como una mesa, el piso o el suelo.

  3. Comience a realizar reanimación cardiopulmonar (RCP) (ver las instrucciones más abajo).

  4. Repita el ciclo de RCP hasta que llegue el servicio de emergencias o hasta que el bebé comience a respirar.

Si un bebé deja de respirar o pierde el conocimiento, y usted está solo

  1. Acueste al bebé boca arriba sobre una superficie dura y plana, como una mesa, el piso o el suelo.

  2. Realice RCP (ver las instrucciones más abajo) durante dos minutos (cinco ciclos).

  3. Llame al 911 después del quinto ciclo.

  4. Repita el ciclo de RCP hasta que llegue el servicio de emergencias o hasta que el bebé comience a respirar.

Cómo ayudar a un bebé que se está atragantando

La maniobra por atragantamiento en un bebé tiene dos pasos.

Es posible que necesite usar este método cuando un bebé se esté ahogando:

  1. Acueste al bebé boca abajo, con el abdomen apoyado sobre su antebrazo. Sostenga con delicadeza la cara y el cuello del bebé con su mano. Cerciórese de que la cabeza, el cuello y la espalda del bebé estén bien apoyados. De ser necesario, siéntese y apoye su brazo sobre su muslo. Asegúrese de que la cabeza del bebé esté levemente más abajo que el resto del cuerpo. Esto ayudará a que el objeto se destrabe de la garganta con más facilidad.

  2. Use la base de la palma de la mano libre para dar cinco golpes rápidos en la espalda entre los omóplatos del bebé.

  3. Si el objeto todavía está atorado en la garganta, gire al bebé sobre su antebrazo para que quede boca arriba. Sosténgale la cabeza. Coloque dos o tres dedos en la mitad del esternón del bebé. Presione más o menos entre 1/2 y 1 pulgada. Repita cinco veces con rapidez.

  4. Revise la boca del bebé para ver si el objeto se liberó. Si no fue así, repita los pasos dos y tres hasta que la garganta del bebé se despeje y el bebé respire normalmente.

Cómo realizar reanimación cardiopulmonar (RCP)

Es posible que también necesite usar este método si un bebé que se está ahogando no responde, no tiene pulso (latido), no respira o respira con dificultad:

  1. Realice 30 compresiones en el pecho. Para hacer esto, use dos dedos para presionar hacia abajo en el centro del pecho del bebé, justo debajo de la línea de las tetillas. Empuje hacia abajo aproximadamente 1.5 pulgadas (4 cm). Hágalo 30 veces con rapidez. Debería tardar unos 20 segundos. Se mantiene un ritmo de 100 a 120 compresiones por minuto.

  2. Revise el interior de la boca para ver si hay algún objeto. Si lo ve, trate de deslizarlo cuidadosamente hacia un lado. Tenga mucho cuidado de no empujarlo más adentro, hacia la garganta.

  3. Dé dos respiraciones de rescate. Para hacerlo, levante suavemente la barbilla del bebé con una mano e incline la cabeza hacia atrás. Cubra la boca y la nariz del bebé con su boca. Dé dos soplos suaves de aire en la boca y nariz del bebé. Cada respiración debería llevar aproximadamente un segundo. Observe para comprobar si el pecho del bebé se eleva. Si el pecho del bebé no se eleva, vuelva a inclinarle la cabeza y asegúrese de que tiene bien sellada su boca contra la boca del bebé antes de dar la segunda respiración de rescate.

  4. Si el bebé no comienza a respirar o si el pecho no se eleva, haga otras 30 compresiones de pecho.

  5. Después de la segunda serie de compresiones, revise el interior de la boca para ver si hay algún objeto. Si lo ve, extráigalo cuidadosamente. Tenga mucho cuidado de no empujarlo más adentro de la garganta. Después de 30 compresiones, dele otras dos respiraciones de rescate.

  6. Si el bebé no comienza a respirar, haga otras 30 compresiones de pecho seguidas de dos respiraciones de rescate. Revise si hay un objeto en la boca después de cada serie de compresiones. Continúe dando series de 30 compresiones y 2 respiraciones de rescate hasta que el bebé comience a respirar o llegue ayuda. 

Ayude a prevenir el atragantamiento de un bebé

  • Vigile a los bebés mientras comen o juegan.

  • Mantenga los alimentos y objetos riesgosos fuera del alcance de los bebés. Esto incluye alimentos y objetos pequeños de la casa.

  • No permita que los bebés jueguen con juguetes con piezas pequeñas.

  • Quite todos los objetos pequeños que podrían estar al alcance de un bebé para que su casa sea un lugar seguro.

  • Consulte los reclamos por juguetes que presentan riesgos de atragantamiento en el sitio web de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos en www.cpsc.gov.

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 8/1/2019
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About Us