(217) 258-2525
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas

Después de una derivación aortocoronaria

Usted tuvo una cirugía de derivación coronaria. En esta operación se creó un nuevo conducto alrededor de una parte obstruida de los vasos sanguíneos del corazón, lo que permite que la sangre llegue al músculo cardíaco. Para restaurar el flujo de la sangre, se usó un vaso sanguíneo sano de otra parte de su cuerpo (un injerto).

Actividad

  • Hable con su proveedor de atención médica acerca de lo que puede o no hacer a medida que se recupera. Usted tendrá días buenos y malos. Esto es normal. Pero dígale a su proveedor de atención médica si se siente deprimido, tiene problemas para dormir o nota una disminución persistente del apetito. Aunque estos problemas son comunes después de la cirugía, pueden demorar su recuperación. Es importante buscar ayuda.

  • Deje que otras personas conduzcan durante las primeras 6 semanas después de su cirugía.

  • Pídale a una persona que esté cerca de usted mientras se ducha o realiza otras actividades, en caso de que necesite ayuda.

  • No use agua demasiado caliente cuando se ducha. Esto puede afectar la circulación y hacer que se maree.

  • Controle su peso todos los días, a la misma hora y con el mismo tipo de ropa. Un aumento rápido del peso puede ser señal de un problema y requerir atención médica.

  • Puede empezar a hacer trabajos livianos en su casa y jardín luego de 2 a 3 semanas de reposo. No levante nada que pese más de 5 libras (2 kg). Su proveedor de atención médica le dará más detalles acerca de las restricciones para levantar peso. Hasta que se lo autorice el proveedor de atención médica, evite cortar el césped, pasar la aspiradora, conducir, levantar objetos pesados u otras actividades que puedan hacer que el esternón se esfuerce.

  • Pregúntele cuándo podrá volver al trabajo. Esto depende de la clase de trabajo que haga.

  • Es posible que su proveedor lo derive a un programa de rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca es un programa médicamente supervisado. Está diseñado para ayudar a la recuperación cardíaca y la capacidad de funcionamiento. Lo prepara para las actividades diarias en el futuro. Está supervisado por un cardiólogo y un equipo de proveedores de salud cardíaca. El programa puede durar de 6 semanas a más de un año. El objetivo de la rehabilitación cardíaca es ayudar a aliviar sus síntomas y hacer que su corazón esté lo más sano posible. El programa puede incluir ejercicios, clases para dejar de fumar, información sobre nutrición, asesoramiento, manejo del estrés y terapia ocupacional. En algunos casos puede hacerlo desde su hogar. Pregunte a su proveedor si lo ayudaría asistir a un programa de rehabilitación cardíaca.

Una mujer en una caminadora guiada por un fisioterapeuta.

Alivio del dolor

Se recuperará más rápidamente después de la cirugía si su dolor se mantiene bajo control.

  • No se sorprenda si siente dolores agudos mientras se cura su esternón, o si siente molestias en la incisión cuando hay cambios de clima.

  • Informe a su proveedor de atención médica si tiene preguntas acerca de cómo se siente, si los medicamentos no le alivian el dolor o si se siente peor de repente.

Cuidado de la incisión

Curarse le llevará varias semanas. Probablemente le quitarán los vendajes o apósitos del pecho antes de que regrese a casa. Si no es así, pregúntele a su proveedor de atención médica cómo debe cuidar la herida después de que regrese a su hogar. Haga lo siguiente para cuidar su incisión:

  • Si aún hay algún adhesivo que cubra la piel en la zona de la incisión, pregunte al proveedor cuándo puede quitarlo. Puede que se caiga por sí solo después de una semana.

  • Limpie la incisión todos los días con agua corriente y jabón.

  • Para secar el área de la incisión, dé palmaditas suaves.

  • No use ningún talco, loción, pomada o aceite en la incisión hasta que esté bien curada.

  • Usar compresas frías puede reducir el malestar y la picazón. Es común que la herida pique a medida que cicatriza. Pregúntele a su proveedor cómo usar las compresas frías.

Cambios en el estilo de vida

  • Pregunte a su proveedor de atención médica cuándo podrá comenzar con un programa de caminatas:

    • Si todavía no ha comenzado con un programa de caminata en el hospital, comience a hacer caminatas cortas (de alrededor de  5 minutos) en su hogar. Sume un poco más cada día.

    • Escoja un lugar seguro con una superficie plana, como un parque local o un centro comercial.

    • Use calzado cómodo para evitar lesiones en las rodillas y los tobillos.

    • Camine con otra persona. Es más divertido y lo ayuda a seguir haciéndolo.

  • Use los medicamentos exactamente como le indiquen. No saltee ninguna dosis.

  • Mantenga un peso saludable. Pida ayuda para bajar los kilos de más que pueda tener.

  • Evite los alimentos grasosos o fritos. Coma solo carnes magras, como pollo o pescado. 

  • Reduzca el consumo de sal:

    • Limite el consumo de comidas enlatadas, secas, de paquete y las comidas rápidas.

    • No añada sal a su comida en la mesa.

    • Cuando cocine, sazone sus comidas con hierbas en lugar de sal.

  • Deje de fumar. Inscríbase en un programa para dejar de fumar para aumentar sus probabilidades de lograrlo.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor en el pecho o reaparición de los síntomas que tenía antes de la operación

  • Fiebre por encima de 100.4 °F (38 °C) o según la indicación de su proveedor de atención médica.

  • Signos de infección (enrojecimiento, hinchazón, supuración, mal olor o calor) en el sitio de la incisión

  • Falta de aliento

  • Desmayo

  • Aumento de peso de más de 2 libras (unos 900 g) en 1 día o más de 5 libras (más de 2 kg) en 1 semana, o cualquier aumento de peso que su proveedor de atención médica le dijo que informara

  • Aparición o aumento de hinchazón en las manos, los pies o los tobillos

  • Dolor que no se alivia en el sitio de la incisión

  • Cambios en la ubicación, el tipo o la intensidad de dolor

  • Pulso acelerado o irregular

  • Dolor abdominal persistente

  • Náuseas, vómitos o estreñimiento

  • Dificultad para orinar

  • Cualquier sangrado inusual

Revisor médico: Jonas DeMuro MD
Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Mandy Snyder APRN
Última revisión: 2/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by StayWell
About Us